Plegaria del Campo

Con lágrimas en los ojos,
muchos callos en las manos,
pides justicia plena
y reparto en el campo.

Labor ingrata y pesada.
Sudor de deshoras, destajo.
Mientras tu vida se consume
sufriendo el terror del trabajo.

Lluvia, nieve, sequía,
que sea, o no, un buen año.
Tu mísero jornal depende
del tiempo, no de tu llanto.

El astro rey poderoso
agrieta tu cara y tus labios
mientras tres cipreses oscuros
dan cuenta de tu desamparo.

Desamparo que te hunde,
ese desamparo innato
que te dieron al traerte al mundo
regalo de un ser malvado.

Entre cuatro te pisotean:
La burguesía y el estado,
la aristocracia y el clero;
los cuatro tus entrañas sacando.

Pero en tu garganta germina
un grito gris estaño,
un “¡Tierra y Libertad!”,
un doloroso “¡¿Hasta cuándo?!”

Licencia de Creative Commons
Este obra está bajo una licencia de Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 4.0 Internacional.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: