Autobiografía de Manu Gitanochino

Para conocer al personaje, primero hemos de remontarnos a sus orígenes. Su padre, Adonay Heredia Maya, nació gitano converso en el popular barrio de la Albarizuela, en Jerez de la Frontera. Sus aficiones principales eran predicar en el desierto (concretamente en el de Tabernas) y galopar desnudo sobre un pony vestido. Era palmero flamenco de profesión, hasta que sufrió una grave tendinitis aguda jugando al Counter Strike, lo que dio al traste con más de 40 años de dedicación al noble arte gitano-andaluz. No pudo acabar la partida.

Su madre, Li Wang Zhou, era natural de Dongguan, en China, donde, paradójicamente, la población masculina había sido elegida como la de menor atractivo físico, psíquico y emocional de todo Asia Oriental. Estudió filosofía endogástrica y Reiki cuántico en la Universidad de Verdadología de Papúa-Nueva Guinea.

A mediados de los 70 del siglo pasado, Li participó en un viaje por España para promocionar e implantar restaurantes chinos. En una de las convenciones, para agasajar a tan nutrida delegación mandarina, se ofreció la actuación de “Tío Vómito de Jerez”, acompañado al baile por “El Plomito” y a la guitarra por “El Niño de la Pampa”, con Adonay Heredia y Chusco con Manteca a las palmas.

Ahí nació una bella historia de amor que desembocó en el nacimiento de un niño bautizado según el rito fakir como Manuel Camarón Heredia Wang Zhou. Este chico creció por las calles de Jerez, rodeado de gitanos, gachós, chinos, gatos, perros y palomas, aprendiendo de todo lo bueno de cada etnia o especie. Empieza a desarrollar un talento musical innato a la tierna edad de 33 años, tocando con soltura el bajo eléctrico, la flauta de afilador y la percusión sobre muslos.

Después de varios intentos innovadores adelantados a su época (tales como el indie reguetón, la zarzuela metal, la cumbia vals o la death soleá) decide colonizar Catalunya y aprovecharse de algún primo que lo mantuviera. Así es como Manu Gitanochino recaló en la banda de rock “The Mooh” y vive a cuerpo de rey a costa de unos adorables y entrañables pardillos.

Licencia de Creative Commons
Este obra está bajo una licencia de Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 4.0 Internacional.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: