Delta del Ebro

El pensamiento anegado de líquido amniótico como si de un arrozal se tratara.
Las neuronas agrupadas en espigas que tienen a la muerte como raíz.
El saber del mundo humano danzando inmóvil en la quietud del casi inexistente oleaje.
Peces saltarines cuales cometas errantes dejan entrever su reflejo ahogado por miradas cenagosas.
Aguas en irrisorias olas golpeando la orilla en compás 4/4, con rítmica cadencia.
Un horizonte desdibujado por la humedad, dejando entrever suaves trazos azulados de ilustraciones de geografía de EGB.
Pueblos en la lejanía incitan a no acudir a ellos.
Hippies menos locos que yo recolectan leña para no-sé-qué.
Y yo, aquí, sueño con que este tiempo de paz y serenidad no acabe nunca. Pero acabará. “Y así es la vida. ¡Ay, eso no es viví, aaaay!* 

*Letra de unos tangos flamencos del Capullo de Jerez

 

Licencia de Creative Commons
Este obra está bajo una licencia de Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 4.0 Internacional.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: