Delta del Ebro

El pensamiento anegado de líquido amniótico como si de un arrozal se tratara. Las neuronas agrupadas en espigas que tienen a la muerte como raíz. El saber del mundo humano danzando inmóvil en la quietud del casi inexistente oleaje. Peces saltarines cuales cometas errantes dejan entrever su reflejo ahogado por miradas cenagosas. Aguas en irrisorias... Leer más →

Anuncios

Negro Sobre Mí

Levanto la vista y pienso en la negra prisión que busca instalarse cual burdo burka en mi plumaje de invierno. Inmóvil muevo mi cuerpo en la eternidad de lo finito cual crisantemo marchito mecido por un recuerdo. ¿Para qué volar, si el petróleo me aprisiona? ¿Para qué sentir si los sueños me abandonan? Mis ilusiones... Leer más →

Autobiografía de Manu Gitanochino

Para conocer al personaje, primero hemos de remontarnos a sus orígenes. Su padre, Adonay Heredia Maya, nació gitano converso en el popular barrio de la Albarizuela, en Jerez de la Frontera. Sus aficiones principales eran predicar en el desierto (concretamente en el de Tabernas) y galopar desnudo sobre un pony vestido. Era palmero flamenco de... Leer más →

Hijos del Guadalete y del Olor

Remontar la corriente. ¿Hay algo más inútil para un chipirón que remontar la corriente de un río? Y sin embargo siguen en su empeño. ¿Razones? Creo que no hay. ¿Mutación encefálica, locura transitoria, envenenamiento por psicotrópicos? Todo y nada de eso puede ser. Remontar la corriente de un río. Las carpas se partían el culo... Leer más →

Escúchome

Sé que no es posible revertir la cadencia de suspiros del dios Kronos. Que el tiempo huido en fluir estancado no aplica consejos a posteriori. Que no es posible detener el latido de un corazón de cuarzo, cuyo pulso metronómico acompasa el caótico existir. Sé que soy, a mi pesar, la última voz a la... Leer más →

Esos Ojos…

Dos lagos profundos con luna nueva que me sonríen, y en su interior desnudo descubro la sombra de la eternidad reclamándome y a la vez juzgándome por la indecisión presente en mí. Dos trozos de cosmos que se proyectan, como los brazos de una sombra, hacia mis humildes ojos sin merecerlo. Me siento feliz cuando... Leer más →

Plegaria del Campo

Con lágrimas en los ojos, muchos callos en las manos, pides justicia plena y reparto en el campo. Labor ingrata y pesada. Sudor de deshoras, destajo. Mientras tu vida se consume sufriendo el terror del trabajo. Lluvia, nieve, sequía, que sea, o no, un buen año. Tu mísero jornal depende del tiempo, no de tu... Leer más →

Alma Nortesureña

La arrolladora quietud del lívido mar en unos roteños corrales hace que la orilla semble un valle pirenaico salpicado por nieve. Un sordo estruendo de ondas marinas ametrallando el rompeolas del corral, un alud de frío aliento. Las dunas de fina y pálida arena, soñada para habitar en tristes palacios de tiempo piramidal, el fugaz... Leer más →

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑